Blog

La iniciativa de US$ 500 millones, está en tramitación ambiental en Chile

Ante la alta demanda de agua en el país, Enapac apuesta por elevar la disponibilidad del recurso hídrico en la Región de Atacama

Para nadie es un misterio que el agua es un recurso cada día más escaso. En la actualidad, Chile atraviesa por una profunda sequía. Las lluvias llegan tarde, mal y nunca, mientras el panorama parece cada vez más complejo.

Ante tal escenario hay que buscar alternativas para conseguir los recursos hídricos y cubrir la demanda requerida por la industria minera de la zona norte del país.

En este sentido, la Región de Atacama busca marcar un hito cuando se concrete la construcción de la desaladora con mayor capacidad de América Latina.

La iniciativa, impulsada por la empresa Trends Industrial, “ofrece las ventajas sustantivas de una Planta Desaladora Autosustentable para la Región de Atacama, que se constituirá en un desarrollo tecnológico sustentable, responsable social y ambientalmente, disponiendo de agua de mar desalinizada para uso industrial” sostiene la firma.

Este megaproyecto, cuya inversión total es de US$500 millones, contempla una planta desaladora autosustentable entre Caldera y Copiapó, con una capacidad promedio de 1.000 litros por segundo de agua desalinizada de calidad industrial.

De utilizarse en su máxima capacidad -2.600 litros por segundo- ésta se transformará en la desaladora con mayor producción de América Latina.

Para lograr abastecer la desaladora, ENAPAC tiene contemplado la construcción de un parque fotovoltaico de 100 megawatts de capacidad, además de una subestación eléctrica, la cual proporcionará energía durante las noches.

Para el Gerente del Proyecto ENAPAC, Rafael Bustos, “el principal desafío es usar energía limpia a bajo costo y proveer de agua usando una sola infraestructura, de manera de aprovechar economías de escala tanto para las plantas de desalinización, como para los ductos y tendidos eléctricos requeridos, dando mayor sustentabilidad a toda la cadena productiva de la minería, de otras potenciales industrias y usuarios” comenta.

Bustos destaca que “el fenómeno –escasez hídrica- que actualmente afecta especialmente en el norte grande de Chile a las comunidades, la agricultura, sectores industriales y la minería, es un problema que puede ser resuelto en gran medida con la desalación”.

En esa misma línea, añade que “el objetivo es distribuir en formato “multicliente”, es decir, poder ofrecer una respuesta a la crítica necesidad de agua industrial en la región, a varios usuarios a través de una misma solución”.

Colaboración para su desarrollo

El titular del proyecto, Trends Industrial y Almar Water Solutions, brazo de operaciones en infraestructura de agua de la empresa saudí, Abdul Latif Jameel Energy & Environmental Services, firmaron un Memorando de entendimiento y colaboración en el desarrollo de la inversión.

El Gerente del Proyecto ENAPAC, Rafael Bustos, ha subrayado la importancia de este acuerdo ya que se ha suscrito con “uno de los grupos más respetados en Oriente Medio, el cual mantiene operaciones en más de 30 países y cuenta con más de 17.000 empleados en todo el mundo”.

“Esto viene a consolidar el trabajo de varios años en el que hemos desarrollado un proyecto sostenible”, asegura el CEO de Trends Industrial, Rodrigo Silva.

Cabe destacar que debido a la importancia de tener una mayor disponibilidad de agua para la zona, el Gobierno incluyó hace unos días al proyecto ENAPAC, en la oficina de gestión de proyectos sustentables, que forma parte de las medidas de la Agenda Proinversión dispuesta por el Ejecutivo.

Fuente:portalminero.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *