Blog

Agua como proceso minero

En efecto, para obtener los minerales es indispensable en primer lugar, desforestar y remover la capa superficial de la tierra, que da vida a la flora y la fauna. A través de esta destrucción se llega a extensos yacimientos de minerales contenidos en rocas.

El elemento que toda la minería usa a destajo, de -manera gratuita- y en gran escala, es el agua, alterando el curso de los ríos, destruir la pesca, acabar con especies y animales en extinción, secar humedales afluentes y crear lagunas o pantanos con aguas tóxicas.

El consumo directo del agua en la minería del cobre, oro, plata, zinc, acero molibdeno, plomo y níquel, se considera como uso indirecto del agua. En la minería subterránea, el consumo del agua es reducido y el problema consiste generalmente, al igual que en la minería de cielo abierto, en extraer el agua natural que se apoza en el fondo de los piques, la que puede provenir de lluvias o de afloramientos de las napas subterráneas.

Colombia, es uno de los países más reconocido por los altos niveles de contaminación por mercurio. El mercurio es un contaminante tóxico y peligroso que contamina los peces en todo el mundo. El mercurio no respeta las fronteras, puesto que pueden viajar largas distancias por la atmósfera y se deposita lejos de su fuente original, donde las bacterias lo absorben y lo convierten en una forma muy tóxica, el metilmercurio, que se abre camino en la cadena alimentaria hasta llegar a los seres humanos.

Se debe destacar que la minería de oro que se realiza en más de 15 departamentos es nociva, porque esta actividad se ejecuta de manera ilegal, debido a que sus prácticas no van de la mano con el medio ambiente por la utilización de mercurio.

No es viable hablar de contenido de mercurio en peces de los mares de Colombia, sino en las aguas marinas en general por ser el océano un sistema dinámico. Se estima que en Colombia, la pesca artesanal genera 120 mil empleos directos, mientras que la pesca industrial 70 mil. Indirectamente se favorecen 350 mil personas y existe un potencial de crecimiento.

Debido al proceso en la minería artesanal, casi todos los peces y mariscos contienen rastros de mercurio metílico. Sin embargo, los peces de mayor tamaño que hayan vivido más tienen niveles más altos de mercurio metílico porque han tenido más tiempo para acumularlo. Estos peces grandes (pez espada, tiburón, caballa, y lofolátilo) representan un riesgo mayor. Otros tipos de pescados y mariscos pueden ser ingeridos en cantidades recomendadas por la FDA y la EPA.

Fuente: Colombia Minera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *