Blog

Dos brasileños entre diez detenidos en Colombia por minería ilegal

Los detenidos de nacionalidad brasileña fueron identificados como José Antonio Calvacante, acusado de ser “el máximo cabecilla” de la organización criminal denominada “Los Dragones”, y José Aroudo Sousa.

Dos brasileños, señalados de liderar una organización criminal dedicada a la extracción de oro en un río, se encuentran entre las diez personas detenidas en el marco de una operación contra la minería ilegal, informó este martes la policía.

“Policía Nacional captura a 10 personas señaladas de financiar y administrar 40 dragas utilizadas para minería ilegal sobre el río Quito en Chocó. Los cabecillas de la estructura, dos ciudadanos brasileros, cayeron en la operación”, informó el organismo en un comunicado.

Los detenidos de nacionalidad brasileña fueron identificados como José Antonio Calvacante, acusado de ser “el máximo cabecilla” de la organización criminal denominada “Los Dragones”, y José Aroudo Sousa, quien según la policía era “especialista en el uso de mercurio para el amalgamiento del oro”.

Las autoridades detallaron que Calvacante “llegó al país en 2005, y desde ese año, se dedicó a sustraer ilegalmente oro en barcazas”. Además, aseguraron que ya había sido capturado en 2014 por contaminar el río Quito, pero había quedado en libertad.

Calvacante y Sousa, así como los otros ocho detenidos, serán procesados por “los delitos de concierto para delinquir, contaminación ambiental, daño a recursos naturales, receptación y violación de fronteras para explotación de recursos naturales”.

Otro de los capturados, supuesto “asesor jurídico de ‘Los Dragones'” e identificado como Jimmy Villegas, era ayudante de despacho del alcalde de El Bagre, en el vecino departamento de Antioquia, y representante de una empresa comercializadora de oro que “sólo existe en documentos”.

Según la policía, “Los Dragones” entregaban “un porcentaje de las ganancias” por la extracción y venta ilegal de oro a la principal banda criminal del país, el Clan Úsuga o Clan El Golfo, además al ELN, “para que les brindaran protección armada”.

En una reciente inspección hecha por la Corte Constitucional al río Quito, se constató que sus “aguas tienen contenido tóxico” y se estudia si los 37 niños que han muerto en la zona en los últimos años fallecieron por consumir agua contaminada con mercurio proveniente de este afluente.

La minería ilegal es una de las principales fuentes de ingresos de grupos armados al margen de la ley que operan Colombia, un país que enfrenta un conflicto armado interno de más de medio siglo.

Fuente: https://noticias.canalrcn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *