Blog

Operativo contra minería ilegal en Caldas.

Mineros aseguraron que con los elementos incautados se derivaba el sustento de unas 500 familias.

Minería ilegal

El valor de los elementos incautados supera los 2 mil millones de pesos.

Dieciocho personas fueron capturas en un operativo conjunto de la Policía y el Ejército contra la minería ilegal en ‘La María’, un sector rural de Anserma (Caldas), en la ribera del río Cauca.

Junto con los sindicados, las autoridades se incautaron de 17 plantas eléctricas, motores, transformadores, motobombas y otras herramientas que tiene un valor de cerca de 2.200 millones de pesos.

En el operativo, que se realizó el pasado lunes, se cerraron 48 cúbicos (túneles verticales que luego excavan de manera horizontal por debajo del río) ubicados en la ribera del Cauca. Según las investigaciones allí se hacía explotación ilícita de yacimientos y se contaminaba el medio ambiente.

El secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Piedrahita, indicó que aparte de detener la explotación ilegal, la intención fue evitar la muerte de más mineros, pues esta actividad ha cobrado la vida de 25 personas en los últimos años, entre ellas las 15 fallecidas en 2015 en Riosucio tras la inundación de dos túneles.

“Este tipo de minas no tiene medidas de seguridad, allá tienen riesgo de morir por intoxicación con gases, ahogamiento o traumas si llegan a ceder las estructuras. Queremos combatirlo y por eso los invitamos a la formalización”, comentó Piedrahita.

El funcionario agregó que de acuerdo con los elementos incautados, estos mineros no podrían ser solamente unos ‘ barequeros’. “La ley cataloga minería de subsistencia a quienes producen menos de 30 gramos al mes, con esos ingresos no podrían comprar maquinaria como esta”.

El comandante de la Región 3 de la Policía, general William Ruiz, indicó que los elementos incautados “serán usados en actividades humanitarias, entre ellas, llevar energía a lugares donde carecen de este servicio”.

‘No son grandes mineros’

Sin embargo, los mineros tienen una versión diferente del operativo. Antonio Londoño, presidente de la Asociación de Mineros de Anserma (Asmaba), aseguró que los capturados no son grandes mineros, sino habitantes que unidos han comprado herramientas para extracciones que den el sustento a sus familias.

“El día del operativo no se estaba trabajando porque éramos conscientes que iban a cerrar, se iban a sacar las herramientas para no perderlo todo. Ahora no se sabe qué pasará con esas 500 familias que se quedaron sin donde, ni con qué tener ingresos”, se quejó Londoño.

El dirigente aseguró que son conscientes de los riesgos que corren en los cúbicos, pero esta es la única alternativa que han encontrado para sobrevivir ante “la falta de empleo y condiciones dignas de vida” en el municipio.

Fuente: https://www.eltiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *